Paren de plantar árboles, primero hay que proteger los ecosistemas


Por , 7 December 2021

Cuando se trata de frenar el cambio climático, existe una solución natural que recientemente se ha apoderado del mundo: la plantación de árboles y la reforestación a gran escala. Pero un nuevo estudio advierte que primero se deben considerar otras soluciones climáticas naturales. De hecho, al comparar diferentes soluciones climáticas naturales (NCS) contra cuatro criterios, el estudio propone una jerarquía: 

  • proteger los ecosistemas primero, 
  • luego mejorar su gestión y 
  • finalmente restaurarlos.

Forrest Fleischman, profesor asociado de la Universidad de Minnesota, EE. UU., dice  “Se está invirtiendo una gran cantidad de tiempo, energía y retórica en la restauración como una solución climática de bajo costo, mientras que los científicos han estado diciendo que proteger los ecosistemas existentes es la solución climática de alta prioridad. Generalmente es mucho más económico y confiable que restaurar los dañados. Lo que ayuda el marco jerárquico es hacer más claro el cálculo de costo-beneficio de estas diferentes inversiones ".

Las crisis del cambio climático y la pérdida de la naturaleza están íntimamente ligadas. Científicos predicen que el cambio climático alterará los ecosistemas y provocará la extinción de muchas especies. A medida que los ecosistemas como bosques, pastizales y humedales cambian, no sólo liberan carbono que una vez atraparon, sino que envían a la atmósfera el carbono adicional que podrían haber almacenado en el futuro. Es por éso que, además de reducir las emisiones de la quema de combustibles fósiles por parte de la humanidad, muchos científicos abogan por abordar el cambio climático y la pérdida de la naturaleza juntos, a través de lo que ellos llaman soluciones climáticas naturales, acciones que mejoran la capacidad de los ecosistemas de la Tierra para almacenar carbono.


Imagen por Katharina N. de Pixabay

Según Cook-Patton, autora principal del nuevo estudio, Hay más de 20 soluciones climáticas naturales, pero para el propósito del estudio, ella y sus colegas de TNC y Conservation International,  se centraron en tres los más importantes: protección, mejor gestión y restauración de ecosistemas. Luego, los científicos compararon el potencial de estas tres soluciones con cuatro criterios que podrían evaluar a nivel mundial. Estos fueron los beneficios climáticos que ofrece cada solución; qué tan rápido se hacen evidentes los impactos climáticos; rentabilidad, es decir, cuánto beneficio climático proporciona cada uno por dólar invertido; y co-beneficios para las personas y la naturaleza.

El análisis mostró que, a gran escala, la protección de los ecosistemas naturales ofrece los mayores beneficios climáticos, con bastante rapidez, a un costo relativamente bajo. A continuación, viene una gestión mejorada de los ecosistemas, seguida de la restauración. Dar prioridad a la protección de ecosistemas intactos también trae otros beneficios, escriben los autores. Estos incluyen proteger los medios de vida y las culturas de los pueblos indígenas y las comunidades locales, reducir el impacto del aumento del nivel del mar y los fenómenos meteorológicos extremos, y proporcionar aire y agua limpios.

Considere el ejemplo de Canadá: en un estudio publicado a principios de este año, Cook-Patton y varios coautores mostraron que, para 2030, de más de 20 NCS, evitar la conversión de pastizales y turberas a otros usos de la tierra como la agricultura proporcionaría el mayor beneficio climático individual al mantener las reservas de carbono encerradas en el suelo. Una mejor gestión de las tierras agrícolas y los bosques también ofrecería grandes beneficios.

Sin embargo, el país ha dado prioridad a la plantación de árboles, dijo Cook-Patton. “Canadá tiene este programa de 2 mil millones de árboles que tiene que ver con la plantación de árboles y la restauración de la cubierta arbórea. Y lo que descubrimos fue que en 2030, hay muy poca mitigación disponible ". Los beneficios de los esfuerzos de restauración solo comenzarían a aparecer para 2050, encontró el estudio de junio, y no dentro de la próxima década, lo que los científicos consideran crítico para mantener el calentamiento planetario por debajo de 1,5 ° Celsius (2,7 ° Fahrenheit).

William Bond, investigador de pastizales y profesor emérito de la Universidad de Ciudad del Cabo dice “No es una respuesta racional plantar árboles para combatir el cambio climático”. “Es una preocupación emocional explotada por aquellos que se benefician, por ejemplo, al retrasar un control más riguroso de las emisiones [de combustibles fósiles]. Por lo tanto, depende de nosotros, las comunidades ecológicas y de restauración, informar y ampliar la opinión pública sobre las opciones para NCS".

Bond dijo que el mensaje proteger-administrar-restaurar del artículo puede servir a otra audiencia: personas que quieran contribuir a proyectos climáticos que podrían usar más información sobre dónde su dinero tendrá el mayor efecto.  “A nivel personal, generalmente soy extremadamente reacio a pagar el 'impuesto al carbono' cuando viajo. Sé que es muy probable que se gaste en algún proyecto de reforestación mal planificado plantando árboles donde probablemente nunca existieron en un prado prístino ”, dijo. "Si supiera que el impuesto al carbono en cambio apoyará la protección de esos pastizales y los manejará para un mayor almacenamiento de carbono, respaldaría completamente el pago del impuesto al carbono".

Fleischman, aunque estuvo de acuerdo en que los hallazgos del nuevo documento son valiosos, destacó una preocupación. "¿Qué significa 'proteger'?"  Los pueblos indígenas, por ejemplo, desempeñan un papel importante en la protección de los paisajes naturales. Pero las grandes organizaciones conservacionistas, incluidas las que emplean a los coautores del artículo, se han centrado históricamente en la creación de áreas protegidas estrictas, que a menudo han tenido enormes impactos negativos en el bienestar de las comunidades indígenas, dijo Fleischman.

Fleischman también dijo que es importante tener claro por qué la restauración está teniendo un gran momento en los discursos globales, mientras que la protección no.  “La protección es a menudo dañina para intereses poderosos que quisieran destruir ecosistemas naturales para extraer recursos”, dijo. “Estos intereses tienen un gran lugar en la mesa de toma de decisiones global. La restauración a menudo falla, pero es un buen lema, y ​​las organizaciones que están dañando la tierra pueden comprometerse con la restauración a largo plazo como una forma de dar un lavado verde a su trabajo. Dado que la restauración lleva décadas, pasarán décadas antes de que podamos responsabilizarlos por los probables fracasos y deficiencias. Con suerte, este documento hará las cosas más difíciles para estas organizaciones, pero tendremos que ver ".


Adaptado de artículo de Mongabay.  Lea el original en inglés.

Referencias

Cook-Patton, S. C., Drever, C. R., Griscom, B. W., Hamrick, K., Hardman, H., Kroeger, T., … Ellis, P. W. (2021). Protect, manage and then restore lands for climate mitigation. Nature Climate Change, 11(12), 1027-1034. doi:10.1038/s41558-021-01198-0

Drever, C. R., Cook-Patton, S. C., Akhter, F., Badiou, P. H., Chmura, G. L., Davidson, S. J., … Kurz, W. A. (2021). Natural climate solutions for Canada. Science Advances, 7(23), eabd6034. doi:10.1126/sciadv.abd6034

 




Entradas más populares de este blog

La Luna ha estado previniendo ligeramente la erosión costera, en década de 2030, esa protección termina

NOAA espera mas tormentas tropicales

Desbalance de la energia terrestre se ha duplicado en los últimos años