Fijar dióxido de carbono en rocas

Vetas de carbonato en peridotita alterada al norte de la villa de Batin, Omán (lápiz como escala).
Fuente: In situ carbonation of peridotite for CO2 storage

Una nueva empresa en Omán llamada 44.01 recibió recientemente un Premio Earthshot de $1.2 millones. La empresa, cuyo nombre corresponde al peso molecular del dióxido de carbono (CO2), está trabajando para acelerar las reacciones químicas naturales que toman el carbono del aire y fijarlo en forma de mineral sólido.

La ubicación de la empresa en Omán no es casualidad. Las montañas del norte de Omán en la península arábica son el sitio de un enorme bloque de corteza oceánica y manto superior que fue empujado hacia arriba hace unos 96 millones de años. La masa inclinada de roca tiene más de 200 millas de largo y es la exposición superficial más grande del manto de la Tierra en el mundo.

Este bloque contine un tipo de roca llamada peridotita, rica en olivino y piroxeno. Rocas como ésta reaccionan rápidamente con el CO2 en la atmósfera y el agua superficial, formando carbonatos. Este proceso sucede espontáneamente.  La mineralización de peridotita es un proceso natural, pero en la naturaleza puede llevar muchos años mineralizar incluso una pequeña cantidad de CO2. La empresa 44.01 acelera el proceso bombeando agua carbonatada en vetas de peridotita a gran profundidad bajo tierra.

Otros tipos de rocas también son capaces de reaccionar y almacenar carbono, pero esta roca del manto es la más efectiva para este propósito. Solo existe en la superficie de la Tierra en algunos lugares, incluidos Papúa Nueva Guinea y algunos lugares en California y Oregón.

La compañía 44.1 planea usar dispositivos de captura de aire directo alimentados por energía solar para eliminar el CO2 del aire, usarlo para producir agua carbonatada e inyectar el agua en las rocas reactivas. La compañía operará un par de sistemas piloto durante 2023. En última instancia, la compañía cree que puede ampliar el proceso para poder secuestrar permanentemente hasta mil millones de toneladas de CO2 al año para el año 2040 sin necesidad de inyectar el gas en cavernas profundas o encontrar otros lugares para almacenarlo.



Basado en artículo de EarthWise

Otras referencias:



Entradas más populares de este blog

Distribución de Clorofila en los mares y océanos

Proteger los humedales

Rescatando nuestro suelo