Una atmósfera de exploración

Un tripulante de la Estación Espacial Internacional (ISS) tomó esta fotografía en mayo de 2022 mientras orbitaba a más de 400 kilómetros (250 millas) sobre la superficie de la Tierra. En ese momento, la ISS estaba ubicada sobre el Océano Pacífico Sur, a unos 500 kilómetros (300 millas) al suroeste de Tahití.

En esta foto sólo se ve una pequeña cantidad de océano. En cambio, la vista lateral muestra el borde de la Tierra y capa tras capa de atmósfera. Las nubes flotan en la troposfera, la capa más cercana a la superficie del planeta. Más arriba en la estratosfera y la mesosfera, el cielo se oscurece ya que hay menos partículas alrededor para dispersar la luz. 

En la distancia, la Luna gibosa menguante brilla como un faro a través de las capas más delgadas de la atmósfera de la Tierra. 

Contrario a la Tierra, la Luna no tiene atmósfera, al menos no en el sentido en que la tiene la Tierra. En cambio, la Luna tiene una capa muy delgada y tenue de gases irrespirables conocida como exosfera.

Esta compañera rocosa de la Tierra es el foco de las misiones Artemis de la NASA, que devolverán astronautas a la Luna mientras prueban herramientas e ideas para futuras misiones a Marte. Un propósito clave de la misión Artemis I sin tripulación es asegurar que el módulo de la tripulación pueda entrar y descender de manera segura a través de la atmósfera de la Tierra, así como su amerizaje y recuperación. La siguiente misión, Artemis II, incluirá una tripulación humana.

El cohete Artemis I de la NASA, con la nave espacial Orion a bordo, durante los preparativos para el lanzamiento (pospuesto) a finales de agosto, 2022.
Foto de Bill Ingalss, NASA



Basado en artícula del Earth Observatory de la NASA


Entradas más populares de este blog

Un Mundo de Cambios: Temperaturas Globales

Aves están poniendo huevos más temprano, y el cambio climático tiene la culpa

Hemos sobrepasado los límites seguros para cantidad de plásticos y otros contaminantes químicos