Recuperar sedimentos de ríos para salvar humedales

Los humedales son hábitat de muchas especies.
Imagen de Marisa04 de Pixabay

Los ríos del mundo transportan miles de millones de metros cúbicos de sedimentos (arena, limo y otros materiales) y los transportan a humedales y áreas costeras. Hasta hace relativamente poco, ésto se consideraba algo negativo. Pero esa perspectiva ha ido cambiando últimamente.

Vastas cantidades de sedimentos naturales transportados por los ríos están atrapados detrás de las 57,000 grandes presas e innumerables pequeñas presas del mundo. Y el resultado es que los humedales están desapareciendo y las costas se están reduciendo a medida que aumenta el nivel del mar.

Los científicos ahora comprenden que los sedimentos permiten que el hábitat costero crezca, se adapte y se mantenga. Los humedales actúan para proteger las tierras detrás de ellos y son ecosistemas muy ricos y productivos que albergan peces, aves y otros animales salvajes.

Cada vez más, se busca restaurar los sedimentos en los humedales y los ambientes costeros. En algunos lugares, están desmantelando presas. La eliminación de dos represas en el estado de Washington, en EUA, en 2011 ha creado nuevos humedales y ha movido las playas 500 pies en sólo unos pocos años.

La vegetación regresa a este valle del río Elwha en el estado de Washington, EUA, después de remover dos presas.
Foto de  Olympic National Park/Flickr

En Louisiana, EUA, hay proyectos de desviación de sedimentos destinados a reconstruir y mantener los humedales costeros de ese estado, creados por los sedimentos del río Mississippi arrastrados durante siglos.  Mientras en California, se están realizando esfuerzos para intentar restaurar los humedales de la Bahía de San Francisco, el 90% de los cuales han sido destruidos por la actividad humana.

En China, el río Amarillo transporta tres veces más sedimentos que el Mississippi, por lo que una nueva presa en el río tiene portales especialmente construidos que permiten que los sedimentos se descarguen río abajo.

Compuertas especiales de la presa Xiaolangdi en el río Amarillo de China permite la descarga aguas abajo de sedimentos.
Imagen de  Gettyimages


Los humanos hemos re-diseñado nuestro entorno natural de muchas formas y, a menudo, con consecuencias no deseadas. Cortar el suministro de sedimentos fluviales, que alguna vez se consideró algo bueno, ha creado problemas que sólo ahora estamos tratando de solucionar.

______________________________
Basado en artículo de EarthWISE.  Agosto 25, 2017.

Entradas más populares de este blog

El huracán Lorenzo nos recuerda los riesgos del cambio climático

Telescopio Hubble nos muestra a Saturno en pleno verano

¿Vemos todos la misma Luna?